IIVTNU

IMPUESTO SOBRE EL VALOR DE LOS TERRENOS DE NATURALEZA URBANA

(ver ordenanza)

El I.I.V.T.N.U. es un tributo municipal de aplicación voluntaria por los municipios, que grava el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, manifestado como consecuencia de la transmisión de la propiedad o de cualquier derecho real de goce sobre los mismos.

Al incremento real experimentado por el terreno objeto de imposición se aplicará un porcentaje aprobado por el Ayuntamiento con los límites legales en vigor.

El impuesto se exige en régimen de autoliquidación, salvo en los supuestos previstos en el párrafo tercero del artículo 107.2.a) del RDLeg. 2/2004, de 5 de Marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales:

El valor del terreno en el momento del devengo resultará de lo establecido en las siguientes reglas:

  1. En las transmisiones de terrenos, el valor de éstos en el momento del devengo será el que tengan determinado en dicho momento a efectos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

No obstante, cuando dicho valor sea consecuencia de una ponencia de valores que no refleje modificaciones de planeamiento aprobadas con posterioridad a la aprobación de la citada ponencia, se podrá liquidar provisionalmente este impuesto con arreglo a aquel. En estos casos, en la liquidación definitiva se aplicará el valor de los terrenos una vez se haya obtenido conforme a los procedimientos de valoración colectiva que se instruyan, referido a la fecha del devengo. Cuando esta fecha no coincida con la de efectividad de los nuevos valores catastrales, éstos se corregirán aplicando los coeficientes de actualización que correspondan, establecidos al efecto en las Leyes de Presupuestos Generales del Estado.

Cuando el terreno, aun siendo de naturaleza urbana o integrado en un bien inmueble decaracterísticas especiales, en el momento del devengo del impuesto, no tenga determinado valor catastral en dicho momento, el ayuntamiento podrá practicar la liquidación cuando el referido valor catastral sea determinado, refiriendo dicho valor al momento del devengo.

Los sujetos pasivos vendrán obligados a presentar ante el Ayuntamiento la declaración-liquidación, en el impuesto aprobado, conteniendo los elementos de la relación tributaria imprescindibles para comprobar la declaración liquidación.

Dicha declaración-liquidación deberá ser presentada en los siguientes plazos, a contar desde la fecha en que se produzca el devengo del impuesto;

  1. Cuando se trate de actos intervivos, el plazo será de treinta días hábiles.
  2. Cuando se trate de actos por causa de muerte, el plazo será de seis meses prorrogables hasta un año a solicitud del sujeto pasivo.

A la declaración se acompañará el documento en el que consten los actos o contratos que originan la imposición.

En los mismos plazos citados, el sujeto pasivo podrá solicitar que se le exima de la obligación de presentar autoliquidación para los supuestos de transmisiones mortis causa, que no de presentar el documento donde consten los elementos necesarios para poder practicar la liquidación del impuesto. En caso de que se proceda a admitir esta circunstancia, la Administración procederá a notificar la liquidación del impuesto, siendo de aplicación en estos supuestos los plazos de ingreso establecidos en el Reglamento General de Recaudación.

Con carácter general, el ingreso de la cuota se realizará en los plazos ya aludidos, en las oficinas municipales.

EXENCIONES:

Están exentos de este impuesto los incrementos de valor que se manifiesten a consecuencia de los actos siguientes:

  1. La constitución y transmisión de cualesquiera derechos de servidumbre.
  2. Las transmisiones de bienes inmuebles de naturaleza urbana integrantes del Patrimonio Histórico, declarados individualmente de “interés cultural” o incluidos en el perímetro de un “conjunto histórico-artístico”, y estén protegidos por el planeamiento urbanístico con el nivel máximo de protección, siempre que a lo largo del periodo impositivo, se hayan realizado en los mismos obras de rehabilitación, conservación o mejora, a cargo de sus propietarios o titulares de derechos reales.

Para la aplicación de la exención recogida en la letra b) del apartado anterior, que podrá ser total o parcial, se minorará la base imponible con el importe de las obras de rehabilitación, conservación o mejora, que haya sido sufragado por el sujeto pasivo o si éste lo es como heredero, por el causante de la imposición-, cuando tales obras se hayan realizado conforme a las preceptivas licencias urbanísticas.

  • Asimismo, están exentos los incrementos de valor correspondientes cuando la condición del sujeto pasivo recaiga sobre las siguientes personas o Entidades:
  1. El Estado, las Comunidades Autónomas y el Ayuntamiento de Sevilla, así como los organismos autónomos del Estado y las entidades de derecho público de análogo carácter de las comunidades autónomas y del Ayuntamiento de Sevilla.
  2. Las instituciones que tengan la calificación de benéficas o de benéfico-docentes.
  3. Las entidades gestoras de la Seguridad Social, y las Mutualidades de Previsión Social reguladas por la Ley 30/1995, de 8 de Noviembre, de Ordenación y Supervisión de los seguros Privados.
  4. Las personas o Entidades a cuyo favor se haya reconocido la exención en Tratados o Convenios Internacionales.
  5. Los titulares de concesiones administrativas revertibles respecto de los terrenos afectos a las mismas.
  6. La Cruz Roja Española.

 

¿Cómo se calcula la plusvalía municipal (IIVTNU)?

 

El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía) se calcula atendiendo al Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (artículos 104 a 110) y la Ordenanza Fiscal Municipal reguladora de este impuesto.

 

El ejemplo más habitual de devengo de la plusvalía es el de la venta de un inmueble, por lo que para ello es necesario conocer:

a) El valor catastral del suelo, que figura en el recibo anual del IBI. b) El número de años completos que el transmitente ha sido propietario. Por encima de 20 años se consideran 20 y, las fracciones de año no se tienen en cuenta.

c) El porcentaje establecido por el Ayuntamiento que exige el impuesto, que varía en una escala descendente en función de los años del apartado b. Este porcentaje es 3′7, 3′5, 3′2 o 3 según el número de años sea hasta 5, 10, 15 o 20, respectivamente.

d) El tipo de gravamen, fijado en el 30 por 100.

e) El porcentaje que se transmite si no es la totalidad del inmueble.

 

Ejemplo de cómo se calcula la plusvalía en la venta de una vivienda.

 

Supongamos que hemos vendido la mitad de la propiedad de una vivienda, con un valor catastral del suelo de 19.000€ en el año 2016 (año de transmisión), el 4 de Enero de 2016. La adquirimos el 2 de Febrero de 2012. ¿Cuál sería el importe del IIVTNU?

 

Vamos a concretar los datos de los apartados anteriores:

a) 19.000€

b) 3 años

c) 3,7 %

d) 30%

e) 50%

 

Ya podemos hacer el cálculo, multiplicando los años del apartado b) (3) por el porcentaje del apartado c) (3′7/100) y volviendo a multiplicar por el valor del suelo del apartado a) (19000). A continuación se aplica el tipo de gravamen del apartado d), es decir, multiplicamos por 30 y dividimos entre 100.
Haciendo las operaciones (3 x 0,037 x 19000 x 0,3) resulta una cuota tributaria de 632,7€.

Como no se transmite la totalidad de la propiedad del inmueble sino la mitad (50%), tendríamos que multiplicar 632,7 por 0,5, por lo que obtendríamos 316,35€.

 

Resumida y gráficamente, la fórmula de cálculo sería la siguiente:

 

Valor Catastral del suelo X Nº años X Porcentaje según años X Tipo Gravamen X Porcentaje transmitido (si no se transmite la totalidad de la propiedad del inmueble).